top of page

"Los carbohidratos engordan", ¿mito o realidad?



En los últimos años, el decidir entre lo que "nos hace engordar” y lo que no parece cada vez más preocupante. Y es que no podemos negar que, en muchas ocasiones, basamos nuestras decisiones de consumo por la información que tenemos a la mano, y si vemos constantemente anuncios sobre ingredientes que “nos hacen daño”, lo más lógico es que pensemos que así es y dejamos de consumirlo.


Tan sólo hace algunos años atrás, se creía que las grasas eran lo único que nos hacía engordar, y posteriormente comenzaron los rumores de que también los carbohidratos; incluso hoy en día muchos “especialistas” siguen difundiendo que TODOS los carbohidratos se convierten en grasas en nuestro cuerpo, y qué esto los vuelve un factor más para alejarnos de ellos.


Ahora bien, para comprender esto, primero debemos saber qué son los carbohidratos y para qué sirven, pues no es qué sea algo que infectó a los alimentos con el único propósito de dañar al mundo y hacer que todos engordemos.


Los carbohidratos son macronutrientes, es decir, son moléculas esenciales dentro de nuestra nutrición diaria (al igual que las proteínas y las grasas), y se componen principalmente de tres elementos: carbono (C), hidrógeno (H) y oxígeno (O); y no sólo se encuentran en lo que comemos, sino en gran parte de todo lo que nos rodea, e incluso se encuentran más cerca de lo que crees: en las células de tu cuerpo, donde cumplen funciones extremadamente importantes.


Ahora bien, los carbohidratos se pueden encontrar en gran variedad de alimentos y en muchísimas formas, variando una de otra de acuerdo con su composición, forma y tamaño.


En alimentos se pueden encontrar:

  • Azúcares: (si, no sólo hay un tipo de azúcar sino muchísimos) en frutas por ejemplo se encuentra la fructosa, en la leche la lactosa y el más común, el azúcar de mesa o sacarosa.

  • Almidones: que son una poderosa fuente de energía, y se encuentran en gran variedad de alimentos como arroz, pasta, cereales, fruta, yogurt, entre muchos otros.

  • Fibra: la cual tiene una gran cantidad de propiedades, y debido a que no es absorbida por nuestro cuerpo, ayuda a que puedas digerir mejor los alimentos, y ayuda a regular los niveles de colesterol y azúcar en la sangre.

Algo que también debes de saber es que la mayoría de los alimentos tienen carbohidratos (en algunas ocasiones en fracciones muy pequeñas) y esto es de forma natural debido a una razón importante: los carbohidratos son usados como la fuente principal por la que nuestro cuerpo obtiene ENERGÍA (mediante algo conocido como glucólisis), si, esa energía que el cuerpo usa para gran cantidad de cosas, desde levantarte por la mañana, caminar, moverte, comer, respirar y, sobre todo, generan la energía necesaria para que funcione tu cerebro, pulmones, corazón, estomago, hígado, y todos tus órganos en general.


Pero, si son tan importantes para nuestro cuerpo, ¿por qué se dice que engordamos por comer carbohidratos?


El detalle se encuentra en la calidad y cantidad de carbohidratos que se consume; los carbohidratos que se encuentran en productos procesados y refinados suelen tener un índice glucémico alto, el cual, diversos estudios han asociado con la falta de saciedad al comer, lo que provoca que se consuman en exceso, que de no controlarse, puede llegar a provocar obesidad, sobrepeso y en el peor de los casos, diabetes junto con posibles enfermedades crónicas asociadas.



En este sentido, cuanto más productos procesados y refinados consumas, tendrás una concentración mayor de azúcar en sangre, o en otros términos, un mayor grado de glucemia.


Así mismo, también debes saber que una vez que ingerimos los carbohidratos, el páncreas genera algo conocido como insulina, la cual lleva el azúcar de los carbohidratos a todas las células del cuerpo y una vez que se ha generado la energía suficiente, todos los azúcares que no se utilizan para generar energía, son almacenados en el hígado y los músculos en forma de glucógeno, y no sólo en grasas. En este sentido, cuanto más alto sea el índice glucémico de un alimento, el cuerpo producirá mucha más insulina, y es por esto por lo que, al descontrolarse su producción, tu cuerpo estará en más peligro de desarrollar diabetes.



El problema está en que justo sabemos qué comida nos “hace engordar” (y la realidad es que muchos en ocasiones llegamos a negarlo), y si, me refiero a los refrescos, pastelillos, papitas y demás chucherías que nos encantan, y ¡ojo!, hay entre todos estos, alimentos engañosos que se hacen pasar como “saludables” cuando realmente no lo son, como los gluten free, los que se dicen ser orgánicos (y que no lo son), entre los miles y miles que son cada vez más libres de todo, ¿te has preguntado con qué intercambian todo eso que le quitan?, está de pensarse ¿no crees? De ahí la importancia de estar informados sobre lo que comemos.


Por si fuera poco, hay muchos alimentos que son “bajos en carbohidratos” pero en compensación de esto suelen tener más cantidades de otros ingredientes como grasas y que, al final del día, como estos alimentos no terminan de llenarte, sueles comer más, lo que provoca que engordes. Como tal, el problema no es que un alimento tenga carbohidratos o no, sino que los consumas en exceso.


Nuestra recomendación: ¡Bájale a la comida procesada, e infórmate sobre qué es lo que realmente comes! Una alimentación equilibrada y actividad física siempre serán suficientes, y bueno un postrecito de vez en cuando no es malo (pero no de diario ¡eh!). Recuerda, todo con medida, y siempre consulta a profesionales de la salud y nutrición para asesorarte.



 


Referencias:


· Ferretti, F., & Mariani, M. (2017). Simple vs. Complex Carbohydrate Dietary Patterns and the Global Overweight and Obesity Pandemic. International journal of environmental research and public health, 14(10), 1174. https://doi.org/10.3390/ijerph14101174

· Kim, Y., & Je, Y. (2016). Dietary fibre intake and mortality from cardiovascular disease and all cancers: A meta-analysis of prospective cohort studies. Archives of cardiovascular diseases, 109(1), 39–54. https://doi.org/10.1016/j.acvd.2015.09.005

· Lin, S. Y., Zhang, C. S., & Lin, S. C. (2018). Carbohydrates: Not All that Bad?. Cell metabolism, 28(5), 671–672. https://doi.org/10.1016/j.cmet.2018.10.004

· Lennerz, B., & Lennerz, J. K. (2018). Food Addiction, High-Glycemic-Index Carbohydrates, and Obesity. Clinical chemistry, 64(1), 64–71. https://doi.org/10.1373/clinchem.2017.273532

· Mohan, V., Unnikrishnan, R., Shobana, S., Malavika, M., Anjana, R. M., & Sudha, V. (2018). Are excess carbohydrates the main link to diabetes & its complications in Asians?. The Indian journal of medical research, 148(5), 531–538. https://doi.org/10.4103/ijmr.IJMR_1698_18

24 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page