top of page

El vino, más que una bebida alcohólica



Tomar vino ha dejado de ser exclusivo a un sector especifico de la sociedad, esto se debe a que en la últimas décadas, cada vez más adultos jóvenes han adquirido el gusto por esta bebida ya sea para disfrute personal, o para compartirla en alguna reunión social. El conocimiento alrededor de los tipos de uva, o regiones productoras, se ha expandido a la par.


Se estima que el mercado de vino en México tiene un valor superior a los $32,000.00 millones de pesos, con un consumo per cápita de 1 litro, el cuál es 50 veces menor al consumo de los franceses. A pesar de ello, el mercado mexicano no se ha quedado atrás en la elaboración de los mejores vinos, pues el año pasado se colocó dentro del Top 10 a nivel mundial, de países con mayor número de etiquetas premiadas en el Concurso Mundial de Bruselas 2019.


Seguramente has escuchado acerca de los beneficios de tomar vino, para tratar problemas como reducción del colesterol en la sangre, disminuir el riesgo de cáncer, así como para prevenir enfermedades cardiovasculares, etc.; sin embargo, alguna vez te has preguntado ¿qué hay de cierto en esto ?



El vino proviene de la fermentación alcohólica total o parcial del mosto de uva fresca, variando en su composición de varietales o tipos de uva de acuerdo con el vino que se desee obtener, y es tan complejo que se han encontrado más de 54 aromas.


Es una bebida caracterizada por su alto contenido de polifenoles: antocianinas, taninos y flavonoides, relacionadas no sólo con el color sino también con sus propiedades antioxidantes. Diversos estudios han reportado la relación que existe del consumo moderado de vino en conjunto su actividad antioxidante (dada por la concentración de polifenoles), con la disminución de riego de enfermedades cardiovasculares, así como en la prevención de enfermedades crónicas asociadas al estrés oxidativo (arterioesclerosis, artritis, demencia, cáncer).


Se ha encontrado que en pacientes con diabetes tipo 2, el consumo MODERADO de vino se asocia con la disminución de riesgos de enfermedades del corazón. En particular, en el vino tinto se ha descubierto un polifenol conocido como resveratrol, el cual ha demostrado en consumo moderado, potencial en la disminución de riesgos del cáncer de colón y próstata. Curiosamente de acuerdo con el Consejo mexicano Vitivinícola más del 60% de mexicanos, prefieren el vino tinto.


Diversos estudios médicos han encontrado que el resveratrol realiza sus efectos beneficiosos mediante la activación de genes de supervivencia. Para activar estos genes, el resveratrol interactúa con una proteína conocida como tirosil tRNA sintetasa, lo que hace que esta se dirija al núcleo celular y active la expresión de los genes de protección.



Además de todo lo anterior, se ha encontrado que el vino puede ayudar a:

  • Fortalecer huesos: debido al efecto positivo sobre la densidad mineral ósea.

  • Prevenir ceguera: al detener el crecimiento de los vasos sanguíneos fuera de control en el ojo (angiogénesis) que causa ceguera.

  • Contra la depresión: científicos de universidades españolas descubrieron que personas que bebían entre 6 a 7 vasos de vino por semana eran menos propensos a ser diagnosticados con depresión teniendo en cuenta incluso, factores de estilo de vida.

  • Disminuye el colesterol: Se ha demostrado que una copa de vino tinto al día disminuye la concentración de placas aterogénicas (algo así como grasa atorada) en las arterias y aumenta los niveles de HDL (colesterol bueno), mejorando así la salud cardiovascular.

  • Protege contra quemaduras solares en la piel: los flavonoides del vino y las uvas inhiben la formación de especies reactivas de oxígeno (o radicales libres) que dañan las células de la piel.

  • Retrasa el envejecimiento: Consumir una copa de vino al día ayuda a retrasar el proceso del envejecimiento debido a sus propiedades vasodilatadoras que combaten algunas enfermedades originadas por la oxidación de las células.




En Vitary encontrarás Proflavanol® C100 que debido a su alta concentración de vitamina C, extracto de uva de la más alta calidad (resveratrol) y sus antioxidantes, ayudará directamente a tu sistema inmunológico, además de esto, ayudará al cuidado de tu piel, salud cardiovascular así como protección antioxidante.


Referencias:

* Porras L., R.E. (2019). Reconocen al vino mexicano en concurso de Bruselas. MILENIO. Recuperado de: https://www.milenio.com/content/reconocen-al-vino-mexicano-en-concurso-de-bruselas

*Masip, J., Germà Lluch, J.R. (2019). Alcohol, health and cardiovascular disease. Revista Clínica

*Lozano, L.F. (2019). Los mexicanos consumen 50 veces menos vino que los franceses. FORBES. Recuperado de: https://www.forbes.com.mx/mexicanos-consumen-50-veces-menos-vino-que-franceses/

*Forbes Staff. (2019). México entra al Top 10 de países con más vinos premiados. FORBES. Recuperado de: https://www.forbes.com.mx/forbes-life/mexico-entra-al-top-10-de-paises-con-mas-vinos-premiados/

*Rivera, R. (2019). El futuro del vino mexicano. MILENIO. Recuperado de: https://www.milenio.com/especiales/el-futuro-del-vino-mexicano

*Romero, S. (s.f.). 12 motivos saludables para beber vino. MUY INTERESANTE. Recuperado de: https://www.muyinteresante.es/salud/fotos/12-motivos-saludables-para-beber-vino/motivos-vino1

*Fragopoulou, E., Choleva, M., Antonopoulou, S., Demopoulos, C.A. (2018). Wine and its metabolic effects. A comprehensive review of clinical trials. Metabolism Clinical and Experimental. 83, 102-119. https://doi.org/10.1016/j.metabol.2018.01.024

*Paredes­Doig, A.L., Tovar, O., Cárcamo, H., Hurtado C., M., Sun-Kou, R., Doig-Camino, E., Picasso, G., Comina, G., La Rosa-Toro, G., A. (2017). Análisis de las características del vino según su fabricación. Revista Virtual Pro, Bogotá, Colombia, No. 191, 1-17. ISSN 1900­6241.

*Susana Soares, Elsa Brandão, Nuno Mateus & Victor de Freitas. (2017). Sensorial properties of red wine polyphenols: Astringency and bitterness. Critical Reviews in Food Science and Nutrition, 57:5, 937-948, https://doi.org/10.1080/10408398.2014.946468

* Lindsey M. Higgins, Erica Llanos. (2015). A healthy indulgence? Wine consumers and the health benefits of wine. Wine Economics and Policy. 4(1). 3-11. https://doi.org/10.1016/j.wep.2015.01.001.

*Sancho, M. & Mach, N. (2015). Efecto de los polifenoles del vino sobre la prevención del cáncer. Nutrición Hospitalaria. 31(2). 535-551.

*Garritz, A. (2011). Divulgación: La Química del vino. Para celebrar el Año Internacional de la Química. Educación química, 22(4), 282-287.

*Rodríguez, J. (2014). La ciencia te explica por qué el vino tinto (con moderación) es bueno. https://www.investigacionyciencia.es/blogs/medicina-y-biologia/27/posts/la-ciencia-te-explica-por-qu-el-vino-tinto-con-moderacin-es-bueno-12751

48 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page