top of page

¿"Alergia" o "intolerancia" a los alimentos?

¿Cómo que las alergias e intolerancias a los alimentos no son lo mismo?

¿Has tenido alergias a algún alimento?



¿Alguna vez te ha pasado que después de comer pescado, nueces o incluso después de tomar leche (entre muchos otros alimentos) tuviste algún tipo de molestia o irritación? esto podría deberse a alguna alergia o intolerancia alimentaria y, de ser así ¡No eres el único!


En los últimos años, las alergias e intolerancias han registrado aumentos constantes pues, cada vez hay más variedad alimentos con toda clase de ingredientes que, en conjunto con aditivos (colorantes, estabilizantes, acidulantes, etc.) logran crear alimentos deliciosos, sin embargo, muchos de estos ingredientes se han relacionado con diferentes tipos de alergias e intolerancias para el ser humano. Por otro lado, hoy día tenemos la capacidad de identificar un rango más amplio de alergias e intolerancias, lo cual es benéfico para lograr una atención de la salud más enfocada a las necesidades de cada individuo.


En la actualidad el 25% de la población del país padece algún tipo de alergia (incluidas las provocadas por alimentos); además, entre el 8 y 12% de la población en general puede desarrollar una alergia alimentaria a lo largo de su vida, siendo la población infantil la más afectada pues este porcentaje aumenta hasta un 22%, siendo la automedicación para controlar los síntomas, un factor clave que ha provocado el aumento en el número de casos.



Pero ¿qué hay detrás de todo esto, y por qué se dan las alergias o intolerancias a los alimentos?

Las alergias e intolerancias a los alimentos son reacciones “exageradas” (más que los dramas de tu ex) que se dan en nuestro cuerpo como respuesta inusual tras la ingestión, contacto o inhalación de un alimento o aditivo alimentario. Es decir, estas reacciones se dan no sólo por comer sino por estar cerca de estos alimentos.


La alergia (hipersensibilidad) alimentaria es una respuesta inmune exagerada (generalmente asociada con la inmunoglobulina E) a ciertas sustancias de un alimento (conocidas como alérgenos) pues el cuerpo las “detecta erróneamente” como dañinas o peligrosas, por lo que produce anticuerpos para defenderse del alimento “agresor”. Se produce en personas que ya han tenido contacto previamente con el alimento y que, al consumirlo nuevamente, la inmunoglobulina E reacciona con el alimento, produciendo la liberación de histamina, la cuál es causante de los diversos síntomas que se presentan por su ingesta.


Las alergias producen reacciones que van desde nauseas, dolor abdominal, irritación en la piel, así como congestión nasal, asma, y en casos graves incluso anafilaxia (reacción que afecta a todo el cuerpo y requiere atención inmediata), etc. Estos síntomas pueden ser desde leves hasta graves y varían en cada persona, dependiendo de su edad, así como de la cantidad de alimento que consuma.


La leche, huevos y el cacahuate, son las causas más comunes de alergias alimentarias en niños. Frutos secos, pescado (mariscos en general), así como el cacahuate y las nueces, producen las reacciones más severas en adultos. Además, se sabe que las alergias a cacahuates y frutos secos pueden durar toda la vida.



Ahora bien, ¿cuál es la diferencia entre las aergias y las intolerancias alimentarias?

La intolerancia alimentaria es la incapacidad del organismo que impide la digestión adecuada de un alimento, así como de sus componentes. Puede deberse a factores metabólicos, farmacológicos, mixtos o indeterminados; destacando aquí que no ocurre un mecanismo de defensa del sistema inmunológico. Se da a cualquier edad, aunque los síntomas pueden variar de acuerdo con la persona, teniendo síntomas similares a los producidos por alergias.


El factor más conocido es el metabólico que se relaciona con el déficit de ciertas sustancias (principalmente enzimas) involucradas en la digestión del alimento, las más comunes son la intolerancia a la lactosa y al gluten.


Una diferencia importante entre alergias e intolerancias alimentarias es que, las alergias no dependen de la cantidad de alimento consumido por lo que una pequeña dosis puede provocar diversos síntomas (dependiendo de la susceptibilidad de la persona), mientras que la intolerancia depende de la cantidad de alimento ingerido.


Hoy en día no existe tratamiento médico contra las alergias o intolerancias alimentarias, por lo que se recomienda evitar los alimentos que provoquen estos síntomas, así como productos similares. Existen diferentes pruebas médicas que pueden ayudarte a saber a qué alimentos eres alérgico, para lograr un reconocimiento temprano y poder evitar futuras incidencias.


En este sentido, el consumo de suplementos puede ser importante para nivelar los niveles de nutrientes que no estas obteniendo, para ello es necesario que consultes especialistas salud y nutrición, para saber qué suplementos en específico debes tomar.



En Vitary podrás encontrar CellSentials, una mezcla de poderosos nutrientes que no sólo aportan vitaminas sino también poderosos antioxidantes formulados con la Tecnología InCelligence, que activa los códigos de comunicación celular de tus células, ayudando así a la activación de su capacidad natural para protegerse y renovarse.


Además, encontrarás Usanimals y BIOmega Jr.; combinación poderosa de vitaminas, minareales y fitonutrientes masticables para la mejor nutrición de tus pequeños, en combinación con las cualidades del omega-3 que favorece un sano desarrollo tanto físico como mental.


 

Referencias:


*Ruiz Sánchez JG, Palma Milla S, Pelegrina Cortés B, López Plaza B, Bermejo López LM, Gómez-Candela C. (2018). Una visión global de las reacciones adversas a alimentos: alergia e intolerancia alimentaria. Nutrición Hospitalaria. 35(N.º Extra. 4):102-108. DOI: http://dx.doi.org/10.20960/nh.2134


* Garriga G., M., Ramírez O., M., Vázquez M., C. (2012). Nutrición en reacciones adversas a los alimentos. En Carbajal et al. (2012). Manual Práctico de Nutrición y Salud Kellogg´s®: alimentación para la prevención y el manejo de enfermedades prevalentes. (239-254). España: Exlibris Ediciones, S. L


*De la Cruz, S., González, I., García, T., Martín, R. (2018). Alergias alimentarias: Importancia del control de alérgenos en alimentos. Nutrición Clínica Y Dietética Hospitalaria. 38(1):142-148.


*Dow, C. (2019). When Food FIGHTS BACK. Clearing up confusion over food allergies & intolerances. Nutrition Action Health Letter. 46(4): 8-11. ISSN: 0885-7792


*FMD. (2018). Las alergias más frecuentes en México. Federación Mexicana de Diabetes, A.C. Recuperado de: http://fmdiabetes.org/las-alergias-mas-frecuentes-mexico/


*FDA. (2018). Alergias a los alimentos Lo que usted debe saber. Food and Drug Administration (FDA). Recuperado de: https://www.fda.gov/food/buy-store-serve-safe-food/alergias-los-alimentos-lo-que-usted-debe-saber


*Secretaria de Salud. (2019). 091. Algunos alimentos provocan hasta el 90% de las alergias alimentarias. Gobierno de México, Secretaria de Salud. Recuperado de: https://www.gob.mx/salud/prensa/091-algunos-alimentos-provocan-hasta-el-90-de-las-alergias-alimentarias

71 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page